Este Plan de Inspección Ambiental, que aplica para la Comunidad de Aragón, está destinado al control y vigilancia de 871 instalaciones de las que un aproximadamente un 75% son instalaciones ganaderas intensivas y más concretamente de porcino.

A lo largo de 2017 está prevista la inspección de 301 explotaciones que por diferentes motivos no pudieron ser inspeccionadas en el periodo 2014-2016 y a las que habrá que sumar de forma estimada (según medias de expedientes de autorización, modificación sustancial y añadiendo a ésto la media de denuncias, accidentes y otras causas) 64 explotaciones adicionales, haciendo un mínimo de 365 explotaciones a inspeccionar a lo largo del año en curso.

La frecuencia mínima-máxima en la que deberán pasar dicha inspección será anual-trienal dependiendo del grupo al que pertenezca.

Fuente: Gobierno de Aragón, https://goo.gl/djbPpb